19/11/07

Sociópatas

Se denomina sociópata al individuo que padece dicha enfermedad mental. Esta terminología guarda estrecha relación con el concepto de psicopatía. Ambas definen a un individuo asocial, apático y con fijaciones por no tomar roles ni pertenecer un grupo social, además de transgredir sus normas.

Desechando todas las normas sociales de convivencia entre humanos, el sociópata es un ser numerosamente reflejado en el mundo del cine. El sociópata ha sido (y será) una baza perfecta para numerosos géneros de cine, psicológicos, históricos, thriller y demás. La abundancia de psicópatas históricos tanto en la realidad como en el cine, causa un cierto misticismo y admiración velada puesto que la crueldad y los rasgos mentalmente inhumanos se nos muestran habitualmente como poderes superiores, que si bien dedicados a lo que asumimos como maldad nos hacen sentir inferiores ante esos seres que por algún motivo han adoptado una actitud socialmente destructiva y caótica.

Sin embargo, el sociópata no está loco, es consciente de sus actos y de las consecuencias, asimilándolos y actuando en consecuencia, muchas veces mostrando una gran inteligencia, que quizá redunde en mayor admiración.

La historia nos ha dejado casos de sociópatas a varios niveles, desde dictadores jefes de estado (Hitler, Pol Pot y un sinfín de déspotas asesinos) o médicos como Joseph Mengele.

Sin embargo, el cine y la televisión nos han mostrado en más de una ocasión la figura del sociópata: "Hannibal Lecter" en "El silencio de los corderos" siendo un personaje increiblemente inteligente, pero extremadamente peligroso, "Alex de Large" en "La naranja mecánica", que no es menos peligroso y violento o el mismo "Tony Soprano" en "Los Soprano".


Pero no todos los sociópatas son seres tan temidos, sino que más de una vez se los mitifica y convierte en héroes, véase sino al propio "Dr.House".

En definitiva, la figura del sociópata en el mundo del cine está extendida por la complejidad de entendimiento de sus actos y es seguro que continuaremos viendo en las pantallas numerosos casos, sobre todo en las películas que tratan sobre la Mafia. Pero de eso, os hablaré otro día.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Hola: ya me estaba preocupando de ver blogs o comentarios con solo halagos a la personalidad de Dr. House. Esa admiración que le tienen tantas personas me indica que se pondera la inteligencia sobre la sanidad emocional o mental. Falta mucha información respecto a los sociópatas, narcisistas y demás fauna con la que se convive y creo que este tipo de personajes no hacen más que proyectar como normal la falta de empatía de ciertas personas.

Se ha producido un error en este gadget.

Astronomy Picture of the Day