27/11/07

Contracultura.

Dinero. Es el único violín al que hacen caso las parodias de artistas que llenan estadios aquí y allá, sólidamente respaldados por casas discográficas. La vital y prístina necesidad de publicitar sus obras es inversamente proporcional a su calidad (no en todos los casos, claro) dejando a la música en una delicada situación para con sigo misma y su futuro. Beyonce, Bisbal, Shakira (cuanto has cambiado...) y otros productos del gran yugo de la publicidad nos regalan cada vez letras más insulsas y músicas menos cuidadas. ¿Regalan? Bueno, no.

Como en casi todo sistema natural, siempre hay un pez más grande. Ahí entra en juego la SGAE, amparando a los indefensos "artistas" y promoviendo la pura y dura extorsión legal a los que osen salvar las barreras impuestas a la cultura. Asimismo todos estáis pagando las vacaciones de Teddy y cia. al comprar un DVD, un MP3, un ordenador con disco duro o cualquier otro elemento de almacenamiento digital, bien sea para almacenar vuestros documentos, vuestra música legalmente obtenida a través de internet o cualquier otro contenido.

Por eso la música libre, la que no quiere verse indeleblemente marcada por el sello de la SGAE, es una vía de escape para quienes se conciencian en la causa contra la estulticia cultural. Muchos grupos de música difunden sus obras por internet, con el fin último de darse a conocer, compartir su música y promocionar sus actuaciones, la auténtica fuente de ingresos de un verdadero artista.

Páginas web como Indie Industries son el fiel reflejo del gusto por la música independiente que no reportará beneficios a las organizaciones de extorsión tecnológica. Por supuesto, otra categoría de música que se ve beneficiada de su propia condición de nacimiento es la música clásica, sin ataduras comerciales impuestas. Podéis descargar cientos de piezas de gran calidad desde internet con la conciencia tranquila.

Si me permitís un par de recomendaciones: Waterloo To Anywhere os dejará un rockero y movido sabor de boca y Denali no os dejará indiferentes. Y si queréis un par de piezas de música clásica, os recomiendo empezar por el Air G de Bach y el Xerxes de Haendel. Pero ahora, es cosa vuestra.

23/11/07

Archie Leach

Archibald Alexander Leach, o "Archie" era el nombre oculto y por el que casi nadie conoce al gran Cary Grant. Un actor de origen inglés y nacionalizado como estadounidense que se convirtió en toda una leyenda de Hollywood. Bajo la dirección de Howard Hawks, Alfred Hitchcock o Frank Capra se fraguó una reputación del más alto nivel. En vísperas del aniversario de su muerte (un 29 de Noviembre, coincidiendo con la natividad de un servidor) creo que es buena idea recordaros alguna de sus películas y animaros a echarles un vistazo, pues no tienen ningún desperdicio:

"Arsénico por compasión - Frank Capra, 1944" es una hilarante y macabra comedia que no ha perdido ni un ápice su frescura en más de sesenta años. Casi de obligado cumplimiento su visionado, con grandes actuaciones de todos los personajes (en especial de John Alexander) y un buen dominio de la cámara y la ambientación, sucediendo casi toda la acción en un cuarto de estar y una pequeña calle)


"Con la muerte en los talones - Alfred Hitchcock, 1959" supone uno de los estandartes del cine de todos los tiempos y una de las grandes obras de Hitchcock, creando un thriller de impecable factura que consigue mantener la intriga y la acción hasta el final.



Cary Grant, uno de los grandes, uno de esos tipos de grandes orejas e impecable traje que conquistan a cualquier belleza con una simple sonrisa os deparará gratas sorpresas si os animáis a ver esas maravillas del séptimo arte.

Hasta la próxima.

19/11/07

Sociópatas

Se denomina sociópata al individuo que padece dicha enfermedad mental. Esta terminología guarda estrecha relación con el concepto de psicopatía. Ambas definen a un individuo asocial, apático y con fijaciones por no tomar roles ni pertenecer un grupo social, además de transgredir sus normas.

Desechando todas las normas sociales de convivencia entre humanos, el sociópata es un ser numerosamente reflejado en el mundo del cine. El sociópata ha sido (y será) una baza perfecta para numerosos géneros de cine, psicológicos, históricos, thriller y demás. La abundancia de psicópatas históricos tanto en la realidad como en el cine, causa un cierto misticismo y admiración velada puesto que la crueldad y los rasgos mentalmente inhumanos se nos muestran habitualmente como poderes superiores, que si bien dedicados a lo que asumimos como maldad nos hacen sentir inferiores ante esos seres que por algún motivo han adoptado una actitud socialmente destructiva y caótica.

Sin embargo, el sociópata no está loco, es consciente de sus actos y de las consecuencias, asimilándolos y actuando en consecuencia, muchas veces mostrando una gran inteligencia, que quizá redunde en mayor admiración.

La historia nos ha dejado casos de sociópatas a varios niveles, desde dictadores jefes de estado (Hitler, Pol Pot y un sinfín de déspotas asesinos) o médicos como Joseph Mengele.

Sin embargo, el cine y la televisión nos han mostrado en más de una ocasión la figura del sociópata: "Hannibal Lecter" en "El silencio de los corderos" siendo un personaje increiblemente inteligente, pero extremadamente peligroso, "Alex de Large" en "La naranja mecánica", que no es menos peligroso y violento o el mismo "Tony Soprano" en "Los Soprano".


Pero no todos los sociópatas son seres tan temidos, sino que más de una vez se los mitifica y convierte en héroes, véase sino al propio "Dr.House".

En definitiva, la figura del sociópata en el mundo del cine está extendida por la complejidad de entendimiento de sus actos y es seguro que continuaremos viendo en las pantallas numerosos casos, sobre todo en las películas que tratan sobre la Mafia. Pero de eso, os hablaré otro día.

17/11/07

Nada nuevo bajo el sol.

"Nueva raza descubierta viviendo seis metros bajo... Denver. Todos se llaman Mortison."

Recomendaciones del día, pan y postre, 8,50.

Película: "El hombre que nunca estuvo allí - Joel Coen, 2002". Una muy buena película de los hermanos Coen, basada en el intento de un marido engañado de darle una lección a su esposa, fallando sus planes y derivando en una serie de hechos con trágicas consecuencias.

Disco: "Deep Purple, Machine Head". No os voy a contar nada nuevo, uno de los mejores discos de todos los tiempos, piedra angular para todo grupo de rock y derivados que se precie.

Canción: "Leonard Cohen, Woke Up This Morning". A más de uno os sonará. Tema recomendado.

Estos días me veo asolado por una extrema vagancia que me impide siquiera intentar contaros algo interesante. Prometo portarme mejor en los próximos días. Salud y suerte.


12/11/07

El preboste de lo mundano.

Desde hace tiempo la holgazanería intelectual de los directores de Hollywood y otras fábricas de entretenimiento nos ha llevado a la situación de abandono espiritual cuando entramos en la sala de cine, palomitas en mano. El extremo gusto por las toneladas métricas de billetes de productoras y asociados obligan a la constante emisión de filmes de calidad pésima, sin mensaje, sin gusto, sin espíritu.

El cine que nos llega cada fin de semana a las pantallas no dista en lo simbólico de la comida basura en relación con un buen plato de cocina de restaurante sibarita. Desde Alone in the Dark dirigida por el ya inefable Uwe Boll, hasta las adoradas 'road movie' que brotan de los invernaderos de tópico y lastre, creados por y para la falsa diversión de una juventud que retroactivamente se ve reflejada. Por otra parte, el cine español no se ve más favorecido, siempre con la queja sobre la poca taquilla y despechado por sus propios espectadores, que hastiados de producciones como "Yo soy la Juani", "Locos por el sexo" y necesitados de otras como "Salvador" y "El orfanato" dejan de acudir a los cines en pos de evitar la muerte por aburrimiento.

En cualquier caso, siempre sale algo a la luz de entre la maleza histórica del cine, por eso hoy os quiero recomendar un par de películas para que veáis en esos ratos muertos donde es difícil aburrirse más:

"El séptimo sello - Ingmar Bergman, 1957" os dejará un buen sabor de boca con su fantasía tétrica sobre la muerte y "Al final de la escalera - Peter Medak, 1980" os producirá más de un escalofrío silencioso gracias a un terror psicológico paradigma de cualquier producción que se precie.


Si os apetece, espero que paséis un buen rato con algo de cine, que aunque no esté encadenado a las explosiones y las chicas en bikini (que por cierto, poco tienen que hacer ante Bibi Andersson) de la maquinaria cinematográfica americana, os garantizarán unas horas de buenas sensaciones.

Otro día, más.

11/11/07

Perogrullo de altos vuelos.

Condenado al fracaso, abro este blog con la malsana intención de influir, aunque sólo sea en una persona, para que pueda por si mismo probar las mieles de mi propia e insípida pasión por evitar la extremaunción de esa culturilla tan comercial como azarosa en la vida que me ha tocado.

Intentaré haceros partícipes (si participar es la palabra) de mis gustos y frivolidades varias, en pos de evitar fútilmente unos minutos que, si bien podríais aprovecharlos en otra labor más productiva, también es posible que dedicaseis a la división del átomo.

Próximamente, si queréis, más.

PD: Para abrir boca os recomiendo una canción, tan buena o tan mala como cualquier otra: Eric Clapton - Lay Down Sally


National Geographic POD

Astronomy Picture of the Day