15/12/08

¡Al Ladrón!

La frivolidad y la opulencia son los pilares que sustentan la moralina del buen ladrón. La necesidad (o no) del lujo se convierte en una adicción sanguínea de la que pocos logran huir, con más o menos interés por hacerlo.

El cine nos ha dejado películas de ladrones y estafadores de vitola de calidad. Desde la punta de pistola oscura e intimidante hasta los planes magistrales trazados en prodigiosas mentes criminales, los robos se han sucedido en la gran pantalla (y en la pequeña, faltaría más) prestándonos momentos legendarios para la altiva historia del cine.

Una de las mejores películas de ladrones y estafadores "El Golpe" Robert Redford y Paul Newman ponen en escena a dos artistas del birle, tan solo dos años después de "Dos hombres y un destino", otra legendaria película de dos de los más grandes actores que ha dado la cuna de actores americanos.

Por su parte, Steve McQueen nos dejó "La Gran Evasión", una historia bélica muy bien aderezada con las artes del robo y engaño de un cuerpo militar a imitación de los mejores capos del lumpen.

Pero lo cierto es que han sido en estas dos últimas décadas cuando nos han llegado algunas de las mejores películas de ladrones que se han realizado hasta ahora. Con Robert de Niro nos sumergimos en el mundo de la apropiación de lo ajeno con más o menos ética en "The Score", "Heat" y "Ronin". Tres películas bien logradas, aunque en general demasiado basadas en la acción y el la tracción motora a toda velocidad. Otras dos películas igualmente poco refinadas aunque algo más canallas son las que nos trajo Tarantino: "Pulp Fiction" y "Reservoir Dogs", genialidades sacadas de la manga de uno de los mejores y más complejos directores del momento. Sin escatimar en sangre, los ladrones hacen su trabajo de forma más o menos efectiva, y aunque esto sólo sirva de pretexto para las maquiavélicas intenciones de Quentin, este nos da una buena ración de pillaje sin ambages.

Pero las que quizá sean las grandes películas de ladrones de nuestro tiempo han sido dirigidas por Steven Soderbergh: La saga de Ocean's. Las tres películas forman una trilogía comercialmente extendida y demasiado explotada, pero combinando dotes de genialidad en el arte del timo y el teatro, que sustentados con millonarios planes de acción, nos sumergen en el mundo más meticuloso del robo a gran escala, con la sutileza del ladrón de guante blanco y la elegancia de Sinatra (que inició en realidad la saga, aunque con más pena que gloria, siendo justos).

Para acabar, también nos quedan un par de películas de falsificación y engaño, como son "Atrápame si puedes" del prolífico Di Caprio y "Los falsificadores", producción europea de novísima creación y con calidad suficiente en el submundo del hampa aunque envuelta en la dramática situación de la alemania nazi.


Los robos a mano armada se hacen a un lado ante los buenos artistas del género. Para ser un buen ladrón hay que ser buen actor y para ser actor, en definitiva, hay que ser un profesor de la falsedad, y esto, mi obstinado amigo (a quién va dedicada esta entrada), lo sabes tú mejor que nadie.


4 comentarios:

R dijo...

-Ah,ah, yo siempre se lo que pasa en mis hoteles.
-Entonces devolveré las toallas.

Buenas películas, ya lo creo, aunque me vas a permitir sugerir The italian job entre las que relatan los crímenes trazados por las buenas mentes criminales. Que falsetes que son los ladrones

Tanya dijo...

Bonnie and Clyde y La Trampa si se me permite añadir.
El trasero de Catherine merece la pena.
Lalala.
Lume.

xandre o'diaz dijo...

Querido curmán cabria puntualizat tamén Los violentos de Kelly. Esa gran película bélica con ese tono de humor y robo del banco nazi.
Saúdos!

Doc dijo...

Menos recomendar y poneos a ver todas las que he mencionado XD

National Geographic POD

Astronomy Picture of the Day